(AP)

NUEVA YORK - La presencia de Rubén Tejada no es nada nuevo para los Mets ni para los aficionados de Nueva York.

El panameño de 22 años debutó en Grandes Ligas en el 2010 y en el 2011 jugó en 96 partidos con el equipo grande. En muchos de ellos reemplazaba a José Reyes en el campo corto mientras el dominicano se encontraba lesionado.

La única diferencia ahora es que la sustitución es permanente.

Así lo ve Tejada, quien, aunque tiene unos zapatos grandes que llenar, asegura que no siente más presión y que no está haciendo las cosas de manera diferente ahora que se le ha encomendado reemplazar como titular a Reyes, con quien mantiene comunicación y a quien considera uno de sus mejores amigos.

"Al contrario. Es lo mismo", manifestó Tejada en una rueda de prensa con los medios de habla hispana en el Citi Field. "Más contento porque se está dando la oportunidad, se está dando la confianza, que es lo que se ha estado buscando durante todos estos años. Me he ganado, gracias a Dios, la confianza. Estoy listo para afrontar el reto y salir adelante en esta larga temporada".

En los primeros cinco partidos de la campaña, Tejada ha estado a la altura del reto.. Está bateando para .353 y en el último juego de la serie de los Mets contra los Bravos conectó cuatro hits. Dicho rendimiento es muy alentador para Tejada, quien dice que ha puesto énfasis en pulirse como bateador.

"El primer año no tuve un buen año a la ofensiva", dijo. "He trabajado bastante en eso y se están viendo buenos resultados. Espero seguir trabajando en eso y seguir mejorando día a día y seguir mejorando también lo que es defensa. Uno nunca termina de aprender, siempre hay que tratar de mejorar pequeñas cosas que al final van a hacer mucha diferencia".

De sus 17 turnos al bate, 15 han sido como primer bate, puesto que Tejada ha ocupado en el lineup ante la ausencia del boricua Andrés Torres, quien se lesionó en el primer partido de la temporada. Tejada ha cumplido de manera sobresaliente con ese cargo, ya que registra porcentaje de embasarse de .476, pero asegura que no tiene preferencia en cuanto a su puesto en el orden ofensivo.

"El octavo y el primer bate, para mí, es lo mismo", dijo Tejada. "Igual hay que tratar de estar en base, tratar de llevar al pitcher a varios pitcheos, tratar de que el equipo vea la manera en que el pitcher está tirando. Para mí es lo mismo. Tengo la misma concentración, el mismo approach en el home, sea octavo o primero. Pienso yo que eso es lo que ha sido la clave. Me siento igual, me siento tranquilo igual como primer bate u octavo".

Al inicio de los entrenamientos primaverales, el mánager Terry Collins se expresó decepcionado de que Tejada no se había reportado temprano para comenzar a trabajar y cuestionó si el joven comprendía la "urgencia" de la situación. Pero juzgando por los comentarios de Collins ahora, con su desempeño Tejada parece haber despejado cualquier duda que el capataz haya tenido acerca de la dedicación o capacidad del panameño.

"Está jugando muy bien de ambos lados de la pelota", dijo Collins. "Se está desenvolviendo muy bien como primer bate. Le está tirando a buenos lanzamientos, está trabajando la cuenta y se está embasando. En cuanto a la defensa, dudo que en su caso llegue a ser un problema, ya que es un defensor muy sólido".

En el 2011 Tejada, quien firmó con los Mets a los 16 años de de edad, bateó para .284. Aunque no hay duda de que le gustaría mejorar esa cifra, Tejada dice no tener metas tan específicas para lo que espera sea su primera temporada completa en Grandes Ligas.

"No me gusta pensar en números, sino trabajar y hacer las cosas bien y los números van a estar buenos", dijo. "Lo principal es mantenerme saludable. Pienso yo que es la clave de esto".

Y aunque Reyes ya forma parte del pasado de los Mets, Tejada aún tiene muy presente lo bien que el quisqueyano se ha portado con él.

"Hay que agradecerle el apoyo que me ha brindado desde que subí aquí", dijo. "Me dio una buena bienvenida y me apoyó en todo momento."