(AP)

MIAMI - Sustituir al venezolano Ozzie Guillén como mánager no es nada nuevo para el coach de la banca de los Marlins, el boricua Joey Cora.

A través de los años, en los Medias Blancas y ahora en Miami, Cora ha asumido el rol de capataz cuando Guillén no ha estado disponible. Recientemente Cora estuvo a cargo de los Marlins mientras Guillén cumplió una suspensión de cinco juegos.

Guillén considera que el puertorriqueño es capaz de dirigir en Grandes Ligas y no sólo de manera provisional.

"Me sorprende que no lo haya hecho", dijo Guillén. "Estoy muy sorprendido".

Pero por motivos que quizás sean egoístas, Guillén quiere que Cora siga siendo su coach de la banca por ahora.

"Espero que no sea contratado como mánager durante los próximos cuatro años, porque lo quiero y lo necesito aquí", dijo Guillén, refiriéndose a su propio contrato con los Marlins. "Pero nunca negaré lo mucho que deseo de Joey Cora sea mánager. Es como cuando tienes un hijo que se gradúa de la universidad. Ese va a ser mi día de más orgullo, ver a mi mejor amigo lograr su meta.

"Creánme, me sorprende que aún no tenga trabajo (como dirigente). Si yo soy mánager en Grandes Ligas, Joey Cora también debería serlo".