(AP)

SAN DIEGO -- Un día después de malograr su cuarto salvamento de la temporada, los Marlins de Miami decidieron quitarle el papel de cerrador a Heath Bell.

El mánager Ozzie Guillén, quien ya había dado pistas sobre el cambio en días recientes, dijo el sábado que no podía esperar más para que Bell mejorara.

"Ahora mismo estamos pasando un momento difícil", indicó el dirigente venezolano. "Le pasa a los mejores. Tendrá que ser así durante unos cuantos días. No es que le hemos quitado el puesto ... Fui muy claro, no es un castigo".

Bell desperdició su cuarto rescate en siete oportunidades el viernes, al permitir que los Padres de San Diego le empataran el juego 8-8 en el noveno inning.

Miami, sin embargo, logró salir triunfante gracias un doble remolcador del venezolano Omar Infante en la duodécima entrada.

Los Marlins contrataron a Bell por tres años y 27 millones de dólares durante el receso.