WASHINGTON -- Un breve segmento de una entrevista a Roger Clemens en el programa de televisión "60 Minutes" realizada en 2008 generó el lunes tanta ambigüedad que el juez la descartó, en una decisión que perjudica la intención de los fiscales de probar su caso contra el lanzador.

Al comenzar lunes la cuarta semana del juicio, los abogados de Clemens también presentaron por escrito sus motivos para descartar el testimonio de Andy Pettitte. Además, el jurado escuchó el testimonio de agentes federales sobre cómo se manejó la evidencia física.

El meollo del juicio radica en si Clemens le mintió al Congreso cuando dijo que nunca había utilizado la hormona del crecimiento humano ni esteroides, pero el gobierno intenta también demostrar lo que considera son muchas otras falsedades de Clemens durante un audiencia legislativa en 2008, así como la presentación que la precedió.

Entre otros de esos cargos figura que Clemens obstruyó las tareas del Congreso cuando dijo que no tenía idea de que el ex senador George Mitchell quería hablar con el lanzador mientras elaboraba el trascendental Reporte Mitchell de 2007 sobre el consumo de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento físico en el béisbol. Clemens es mencionado de manera relevante en el informe por supuestamente recibir esteroides y inyecciones de la hormona del crecimiento humano de parte de su ex preparador Brian McNamee.

Clemens dijo en "60 Minutes", el programa de reportajes de la televisión estadounidense, que no habló con los investigadores de Mitchell porque sus abogados se opusieron. La fiscal Courtney Saleski dijo que eso contradice lo que Clemens manifestó ante el Congreso y afirma que es "simplemente increíble" que Clemens no supiera de la petición de Mitchell.

Pero el juez federal Reggie Walton consideró posible que los abogados le hayan dicho en términos generales a Clemens que no hablara con Mitchell, sin comunicarle que Mitchell quería hablarle.

El juez citó también una sutil diferencia entre los "investigadores" de Mitchell y el mismo Mitchell y luego reiteró su inquietud general de que reproducir el video podría entrar en conflicto con la relación de privilegio de Clemens entre abogado y cliente. El juez determinó que el video no podía ser reproducido.