HEMPSTEAD, Nueva York -- El puertorriqueño Rosendo "Rusty" Torres, ex jardinero de Grandes Ligas, se declaró inocente de las acusaciones de que abusó sexualmente de un menor de ocho años mientras trabajaba como entrenador de béisbol para un pueblo en Long Island.

Torres encara cuatro cargos de abuso sexual, y el miércoles le fijaron una fianza de 50.000 dólares.

La fiscalía dice que el ex pelotero de 63 años es empleado del pueblo de Oyster Bay, donde administra escuelas de béisbol.

Los incidentes alegadamente sucedieron el 30 de abril y el lunes, en una camioneta propiedad del poblado. Las autoridades del pueblo dijeron que Torres fue suspendido sin sueldo.

Torres jugó con cinco equipos en las mayores entre 1971-80, y se retiró con promedio de bateo de .212.

El abogado defensor Scott Carrigan indicó que Torres tiene una gran reputación en la comunidad, y señaló que las acusaciones fueron sorpresivas.