SEATTLE -- El receptor venezolano Jesús Montero debió abandonar el juego del miércoles, entre los Marineros de Seattle y los Orioles de Baltimore, después de ser golpeado en la máscara por una pelota bateada de foul.

El novato Montero quedó aturdido y tendido de espaldas después del batazo de foul de Robert Andino en la quinta entrada. La pelota golpeó a Montero directamente en la máscara, apenas encima de la apertura que permite la visibilidad.

Montero permaneció arrodillado durante varios minutos y se levantó, tambaleante. Un masajista lo sujetó de un brazo para ayudarlo a que abandonara el terreno.

El dominicano Miguel Olivo reemplazó a Montero.

Seattle podría verse obligado a utilizar la lista de los lesionados por conmoción cerebral por segunda vez en esta racha de 10 partidos en casa. El jardinero central Franklin Gutiérrez, también venezolano, figura ya en la lista de lesionados por siete días después de recibir un pelotazo en el rostro.