NUEVA YORK -- Estamos en octubre, tiempo de demostrar de qué están hechos los peloteros de más aplomo y de más agallas.

Con eso en mente, el veterano Hiroki Kuroda tomará la bola en el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana el domingo por los Yankees contra los Tigres, lanzando con sólo tres días de descanso por primera vez en su carrera en Norteamérica.

"Simplemente voy a prepararme para ganar el juego, como he hecho durante toda la temporada", dijo Kuroda.

El japonés ha sido una carta de triunfo para el manager de los Yankees, Joe Girardi, en el 2012. En la campaña regular Kuroda encabezó a los abridores de Nueva York con 33 aperturas, 16 victorias y 219.2 entradas lanzadas.

Sin embargo, es precisamente esa carga de trabajo que preocupa a los fanáticos de Nueva York, sobre todo tomando en cuenta que además de ser la mayor cantidad de innings que ha tirado Kuroda en Grandes Ligas-228.0 ahora incluyendo la postemporada-será una salida de menos descanso de lo normal.

Para Girardi, era cuestión de Kuroda o el novato David Phelps, quien sólo ha hecho 11 aperturas en la Gran Carpa. Después de sopesarlo todo, el capataz decidió irse con el veterano.

"A veces le ves los ojos de las personas y eso te dice cómo se sienten y si están listos para darle", dijo Girardi. "Vi muy bien cómo tiró la bola la última vez. En realidad no tuvo muchos innings estresantes en ese partido, así que nos sentimos bien con él en la lomita."

"Ese partido" fue el Juego 3 de la Serie Divisional de los Yankees contra los Orioles aquí el miércoles. Kuroda lanzó pelota de cinco hits y dos carreras en 8.1 episodios, saliendo sin decisión en lo que al final fue una victoria de Nueva York en 12 entradas.

Tomando en cuenta dicha actuación, además de la brillante marca de Kuroda en casa (11-6, EFE de 2.72) en el 2012, Girardi decidió darle la responsabilidad del segundo choque al veterano de 37 años.

"Lo hablamos", relató el piloto. "Nos reunimos durante unos 45 minutos al conformar nuestro roster y decidir ciertas cosas.

"Tomamos la decisión (el viernes por la noche) de que él iba a estar ahí. No fue difícil."

En dos aperturas este año contra Detroit, Kuroda salió sin decisión en ambas ocasiones, lanzando 13.1 entradas en las que tuvo promedio de carreras limpias de 3.38.

Por supuesto, cuando se trata del lineup de los Tigres, surge obligatoriamente el nombre del venezolano Miguel Cabrera, ganador de la Triple Corona de bateo de la Liga Americana.

"Es un out difícil, entonces voy a tratar de minimizar el daño", dijo Kuroda. "Es un pelotero redondo. Puede dar el batazo largo y también tiene buen promedio.

"Trataré de encontrar un pitcheo para hacerle out y seré agresivo."