SAN FRANCISCO -- El inicialista de los Cardenales, Lance Berkman, no tuvo explicación al preguntársele cómo su compañero puertorriqueño Carlos Beltrán está castigando con el bate en otra postemporada.

Berkman ha visto esta clase de actuación antes.

Ambos fueron compañeros en los Astros en el 2004, cuando Beltrán tuvo una postemporada para el recuerdo, conectando cuatro cuadrangulares en la Serie Divisional contra los Bravos y cuatro vuelacercas más en la Serie de Campeonato contra los Cardenales para llevar a Houston a una victoria de su pase a la Serie Mundial.

Ahora con 35 años de edad y como guardabosque de San Luis, parece que Beltrán de nuevo está deslumbrando. Su jonrón de dos carreras con dos outs en la cuarta entrada del Juego 1 de la Serie de Campeonato del 2012 contra los Gigantes para darle a los Cardenales la ventaja de 6-0, resultó siendo el golpe decisivo cuando el bullpen de San Luis frenó una amenaza de San Francisco para salir con la victoria por 6-4.

Eso revivió buenos recuerdos para Berkman.

"Fue la chispa en aquel entonces, casi como lo es ahora", señaló Berkman. "Y no es solamente con hits, es con cañonazos. Cuando un muchacho de ese calibre se enciende, se volará la cerca cinco o seis veces".

Beltrán ha hecho historia con su último despliegue de poder:

 •  El boricua ya ha pegado tres jonrones en sus primeros siete partidos de esta postemporada, y tiene 14 en 29 encuentros de octubre. Solamente ocho peloteros tienen más de 14 cuadrangulares en los playoffs: el dominicano Manny Ramírez (29), el puertorriqueño Bernie Williams (22), Derek Jeter (20), Reggie Jackson, Mickey Mantle y el quisqueyano Albert Pujols (18 cada uno), Jim Thome (17) y Babe Ruth (15). Todos ellos jugaron al menos 41 compromisos de postemporada.

 •  Beltrán se convirtió en el 11mo jugador en conectar 14 cuadrangulares, y solamente otros tres -- Pujols, Jeter y Ruth -- tenían un promedio de al menos .300 para acompañar aquel poder. Los .370 de Beltrán (de 108-40) por mucho son el mayor entre ese grupo.

 •  El porcentaje de slugging de .824 de Beltrán en los playoffs es el mejor en la historia de las Grandes Ligas entre los bateadores con al menos 75 turnos al bate.

 •  Beltrán se ha volado la cerca cada 7.71 turnos al bate de postemporada, el mejor promedio en la historia de la Gran Carpa para jugadores que califican y casi un turno completo mejor que Ruth, quien es segundo con 8.60.

"Cuando me enviaron a los Astros [en el 2004] y tuve la oportunidad de participar en los playoffs, estuve contento, nunca había pasado por eso, ni había jugado en encuentros importantes para tratar de ganar un campeonato", declaró Beltrán. "Estaba tan entusiasmado, observe los otros muchachos jugar y pensé que no debía hacer más de la cuenta. Salí y tuve buenos resultados".

¿Y ahora?

"Para mí es difícil explicar esta clase de producción", manifestó Beltrán. "Solamente me estoy divirtiendo. No siento presión. No siento que debo salir a hacer algo especial. Solamente siento que debo salir, jugar de la manera correcta y que las cosas sucedan".

En la temporada regular del 2012 esas cosas fueron 32 jonrones y 97 impulsadas, el mejor año de Beltrán desde el 2008 con los Mets.

El jardinero está encendido de nuevo después de una fría segunda mitad de temporada. Bateó .211 con slugging de .394 en agosto antes de llegar a un promedio total de .280 y slugging total de .483 en septiembre y octubre. El gerente general del club, John Mozeliak, dijo que aquel final "le dio al equipo esperanzas".

Berkman expresó que Beltrán hizo lo mismo en el 2004, al no volarse la cerca en sus últimos 23 juegos de la temporada regular con Houston.

Sin embargo, Beltrán estuvo al rojo vivo en aquella postemporada, bateando de 22-10 con cuatro jonrones en la Serie Divisional y de 24-10 con cuatro bambinazos en la Serie de Campeonato.

"Pienso que para algunos es una clase de instinto, el estar en los playoffs eleva su nivel de concentración al punto de que sus capacidades físicas también crecen", agregó Berkman. "En parte también se debe al ritmo del juego. No estaba bateando muy bien en la segunda mitad, pero como el buen toletero que es, siempre recupera su forma. Para nosotros sucedió en un momento oportuno".

Posiblemente Beltrán esté brillando en la hora indicada.