Dayán Viciedo. (AP)

SURPRISE, Arizona - Dayán Viciedo ya ha visto varios peloteros que utilizan el estilo de batear que los Medias Blancas quieren inculcarle al cubano.

El venezolano Pablo Sandoval ha sido convocado a dos Juegos de Estrellas y fue el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2012 con los Gigantes. Sandoval emplea una patadita con la pierna de adelante en la caja de bateo. En esta primavera, Viciedo trata de incluir eso en su estilo de batear, a la vez que mantiene su mentalidad agresiva.

"Creo que está empezando a ver a muchos jugadores que batean como él. Tienen la patadita para fines de timing", dijo el coach de bateo de los Medias Blancas, Jeff Manto. "Ya vimos a Sandoval con eso.

"No le estamos quitando agresividad", continuó el instructor. "Sólo queremos que sea agresivo dentro de los límites de su swing. Ha visto a sus colegas hacerlo, así que ahora tiene más sentido para él."

Viciedo empieza su segunda temporada completa en Grandes Ligas con el potencial de convertirse en un bateador élite de la Liga Americana. En un 2012 de altibajos, el cubano bateó .255 con 25 jonrones y 78 empujadas.

Terminó la campaña fuerte, con seis hits en 13 turnos en los últimos tres partidos en Cleveland, conectando tres cuadrangulares e impulsando ocho carreras.

Viciedo, de 25 años, ha sabido manejar bien los rumores de cambio en el invierno, además de las especulaciones de que iba volver a la tercera base o hasta enfrentarse sólo zurdos, ya que bateó .350 ante ellos y sólo .225 vs. los derechos.

"Sólo trataba de prepararme para cualquier decisión que se tomara", dijo Viciedo. "Todo eso va con ser parte del equipo.

"Me preparé para la tercera base o lo que fuera", agregó el jardinero. "Entrené fuerte en el invierno. Esa decisión estaba fuera de mis manos. Así es el béisbol."

El camino no siempre ha sido fácil para Viciedo desde que el cubano firmó un pacto de cuatro años y US$10 millones con Chicago antes de la temporada del 2009. Algunas personas pensaban que iba a ser ascendido a Grandes Ligas ese mismo año, pero Viciedo jugó tres campañas completas en liga menor antes del 2012.

Una pequeña muestra del inmenso talento ofensivo de Viciedo fue durante su primer partido a nivel de Grandes Ligas en el 2011, cuando le conectó jonrón de tres carreras a Jason Vargas de los Marineros por encima de la verja del jardín central-derecho en el Safeco Field. Además, bateó .552 (29-16) con cuatro bambinazos y 13 impulsadas del 24 al 30 de mayo del año pasado, incluyendo seis juegos de dos hits y más y cuatro de al menos dos empujadas.

En términos sencillos, Viciedo es capaz de cargar él solo con la ofensiva de los Medias Blancas cuando está en buena racha. Pero del otro lado, hay otros momentos en que parece que cualquier cambio de velocidad en la parte externa del plato lo tiene perdido. Como señaló Manto, los Medias Blancas quieren que la patadita lo ayude a ser un poco más disciplinado, dentro del contexto de su naturaleza siempre agresiva.

"Estoy trabajando en eso", dijo Viciedo al respecto. "Más que otra cosa es el timing. Es lo que exige el momento, la situación. Lo más importante es hacer un contacto sólido, un buen contacto."

Manto ha visto la disposición de Viciedo de incorporar la patadita.

"Lo que creo que es bueno es que él está decidido a hacerlo", expresó el coach acerca de Viciedo, quien se ponchó 120 veces y recibió 29 bases por bolas en el 2012. "Seguimos olvidándonos de que es joven. Lo vemos y esperamos más de él porque es tan talentoso y sus manos son tan rápidas. Hay semanas en que impresiona tanto, como si fuera un veterano. Eso es lo que impresiona de él; se adapta muy rápido."