Carlos Mármol, Kevin Gregg, Shawn Camp y James Russell.

CHICAGO - El manager de los Cachorros, Dale Sveum, no avisa a los relevistas del equipo antes de los juegos sobre sus planes de ese día para el noveno inning, en caso de Chicago estar arriba por tres carreras o menos. En vez de eso, el capataz va a seguir con los enfrentamientos que más sentido tengan.

"Ha estado funcionando", dijo Sveum acerca de su nueva filosofía. "No voy a decir que sea la solución definitiva y que uno no quiera nombrar a un cerrador. Pero tampoco se quiere cambiar nada cuando las cosas van bien y todo el mundo en el bullpen está listo para lanzar esa noche. Podría uno de cuatro muchachos. Todo depende de los enfrentamientos."

Los cuatro que menciona Sveum son el dominicano Carlos Mármol, Kevin Gregg, Shawn Camp y James Russell.

"Después del quinto inning, todo el mundo en ese bullpen está sujeto a recibir la llamada en cualquier momento, dependiendo de cómo queramos aprovechar los enfrentamientos", expresó Sveum.

¿Cómo se siente Gregg con eso?

"Existen los pro y los contra", dijo el derecho. "Cuando nombras a alguien como cerrador, sin dudas permites que los otros se acoplen a un rol en el que estén cómodos y para el que saben prepararse. Pero a veces no resulta, porque algunos se aprietan al saber que son el señalado (para cerrar)."

Aun cuando Sveum les avisa a los lanzadores que recibirán la llamada en los innings finales, algunos de ellos prefieren instrucciones más detallados.

"El séptimo episodio y el noveno episodio son dos cosas totalmente diferentes", dijo Gregg. "Hay que saber cuáles muchachos se sienten cómodos en determinadas situaciones."

Sveum ha bromeado que a veces parece que sus pitchers tiran mejor cuando no saben quién es el taponero señalado del día.

"Creo que ésa es la opinión de Dale", dijo con una risa Gregg. "Está bien eso. Si ganamos, no importa cómo lo hacemos. Lo primordial es ganar y asegurarnos de que todo el mundo (en el bullpen) tenga éxito."