Adeiny Hechavarría (AP)

SAN DIEGO - Al pasar un tiempo en la lista de lesionados con un moretón en el codo derecho, el torpedero cubano Adeiny Hechavarría recordó que necesita volver a los fundamentos.

En el plato, el joven de 24 años de edad ha simplificado su swing y se ha enfocado en darle a la bola por el medio del terreno. Hechavarría demostró eso mismo el domingo, cuando dio jonrón con bases llenas y un triple empujador de tres carreras más en una victoria de los Marlins sobre los Filis.

Además de su ofensiva, Hechavarría ahora trabaja en los fundamentos de sus tiros desde el campo corto. Después de lesionarse el codo, se le recuerda antes de cada partido de que tiene que hacer disparos precisos.

Antes de la lesión, el coach del cuadro de Miami, Perry Hill, observó una falla en la mecánica del cubano, algo que pudo haberle aumentado el estrés con el que carga dicho codo.

Desde que volvió a la acción Hechavarría ha empezado a refinar su forma de tirar.

"Uno vuelve al primer paso, los fundamentos y la manera correcta de hacer las cosas", dijo Hill.

Considerado uno de los mejores instructores del cuadro interior en el negocio, Hill notó que cada faceta del juego de un pelotero puede pasar por baches.

"Hay diferentes clases de baches", dijo Hill. "No sólo se tratan del bateo. Pueden ser en tiros, en fildeo y en corrido de bases. Para 'Hech', hay que hacerle énfasis en los fundamentos.

"Tenía un movimiento raro en el brazo", continuó el coach. "Estamos tratando de que su mecánica sea un poco más consistente para evitar eso y para que no vuelva a sentir los dolores. Basándome en lo que yo vi, había que hacer un ajuste. Creo que a largo plazo él estará bien."

En lo que va del 2013, su primera temporada con los Marlins, Hechavarría batea .197 con un doble, tres triples, dos jonrones y 10 empujadas en 19 partidos y 66 turnos.