LOS ANGELES -- Necesitando una chispa ofensiva para un equipo estancado en el último lugar y diezmado por lesiones, los Dodgers de Los Angeles decidieron acelerar el debut del valioso prospecto cubano Yasiel Puig.

Puig fue subido el lunes de Doble A, donde bateaba para .313, con ocho jonrones, 37 empujadas y 13 robos en 40 partidos. Su promedio de bateo y su .559 de slugging encabezan la Southern League.

El toletero de 22 años fue colocado como primero en el orden ofensivo y a cargo del jardín derecho en su debut en las mayores, con Andre Ethier pasando al jardín central en reemplazo del lesionado Matt Kemp, quien sufre de problemas en un muslo. El jardinero izquierdo Carl Crawford se perdió su tercer partido, también con dolencias en un muslo.

"Estaba muy contento", dijo Puig con la ayuda de un traductor sobre su reacción al conocer que subía a Grandes Ligas. "Quiero ayudar a los Dodgers para que ganen juegos y dar batalla".

Puig firmó un contrato de 42 millones de dólares por siete años con los Dodgers en junio del año pasado, tras escapar de Cuba.

Demostró su talento en la pretemporada al batear para .517 con tres jonrones y 11 remolcadas en 27 juegos antes de ser enviado a las menores.

Con Crawford, Kemp y Ethier como titulares, no había espacio para Puig. Ahora, con dos de los tres jardineros lesionados, ya eso dejó de ser obstáculo.

"Ya pudimos ver lo que él es capaz en los entrenamientos de primavera. Si puede estar algo cerca de eso, será bien entretenido poderle ver", dijo el mánager Don Mattingly.

"Posiblemente cometerá algunos errores. Si lo hace, pues ojalá que no los repita", añadió.

Mattingly comparó a Puig con Bo Jackson, el ex Grandes Ligas, por su portentoso físico, propio de un running back de la NFL.

"Es polifacético", dijo Mattingly, destacando la "pura velocidad, poder y energía" de Puig.

Resta por ver si Puig podrá rendir para quedarse definitivamente en las mayores o este será solo un sorbo de experiencia.

Los Dodgers estarán muy pendientes en cuanto a la madurez de Puig, quien fue detenido en abril por conducir con exceso de velocidad en Chattanooga, Tenesí.