Julio Teherán. (Butch Dill/AP)

LOS ÁNGELES-- Los Dodgers de Los Ángeles están por averiguar si los 36 millones de dólares invertidos en Hyun-Jin Ryu reditúan en la postemporada.

El lanzador novato de 26 años, nacido en Corea del Sur, abrirá el domingo el primer juego de playoff de los Dodgers en casa desde 2009.

Los Ángeles tratará de tomar ventaja en la serie, que ganará el primer equipo con tres triunfos, luego de dividir victorias en los dos primeros encuentros en Atlanta.

Los Bravos pondrán en el montículo a otro novato, el colombiano de 22 años Julio Teherán.

Ryu no es el clásico debutante ya que al ser firmado por los Dodgers en el invierno pasado ya contaba con mucha experiencia en su país. Teherán sí es un novato al estilo tradicional, ya que antes de esta temporada apenas tenía cuatro salidas en ligas mayores.

Tanto el zurdo Ryu como el derecho Teherán tuvieron marca de 14-8 en la temporada regular.

Teherán enfrentará a los Dodgers por primera vez. Ryu lanzó dos veces ante los Bravos y en ambas se fue sin decisión; en la última ocasión, el 7 de junio, admitió una carrera en siete entradas 2/3.

Ryu, quien no ha lanzado desde el 29 de septiembre, practicó el viernes en el bullpen en Atlanta, algo que hizo pocas veces en la campaña.

"Típicamente, cuando descanso más de lo normal me meto al bullpen para asegurarme de que mi cuerpo responde de la manera que quiero", dijo el sábado.

El manager del equipo Don Mattingly, y los doctores Stan Conte y Neal ElAttrache, del equipo médico del club, vigilaron la práctica. Mattingly, sin embargo, dijo que no había preocupaciones por la salud de Ryu.

Los Dodgers dieron a Ryu un contrato de seis años que lo convirtió en el primer pelotero que dio el salto directamente de la Organización Surcoreana del Béisbol a las Grandes Ligas. Hicieron una oferta de 25,7 millones de dólares a fin de adquirir los derechos exclusivos para negociar con él.

Además de sus siete temporadas en la liga coreana lanzó como relevista en el estadio de los Dodgers durante el clásico mundial de beisbol de 2009.

Al igual que Mattingly, el manager cubano de Atlanta Fredi González no trata a Teherán en forma diferente por el hecho de que esta es su primera aparición en la postemporada.

"Ni siquiera menciono eso", dijo González. "Él saldrá y competirá como siempre lo ha hecho. Si logra colocar su recta y luego hace sus lanzamientos secundarios estará bien".