El Turner Field ha sido el hogar de los Bravos desde 1997.

ATLANTA -- El alcalde de Atlanta dijo que la ciudad demolerá el estadio Turner Field después que los Bravos se muden a los suburbios en 2017.

El alcalde Kasim Reed indicó el martes en rueda de prensa que el estadio no será dejado vacío una vez el equipo de béisbol empiece a jugar en su nuevo hogar en el condado de Cobb.

Reed señaló que el terreno será utilizado para crear un desarrollo residencial para la clase media.

Reed también dijo que Atlanta quería mantener al equipo en la ciudad, pero no podía costearlo. Sostuvo que la ciudad hubiese tenido que asumir entre 150 y 250 millones de dólares en deuda para realizar las mejoras que los Bravos querían en el Turner Field.

La decisión de dejar que los Bravos se muden se dio a conocer pocos meses después de que el alcalde recibiera críticas por impulsar un plan para usar al menos 200 millones de dólares de recursos públicos en la construcción de un nuevo estadio de la NFL en el centro de la ciudad.

Mientras el gobierno de la ciudad lanzó una campaña de alto perfil para asegurar la inversión de 1.200 millones de dólares para el nuevo estadio con techo retráctil, las negociaciones con los Bravos se rompieron en el verano sin mayor estruendo.

Los Bravos anunciaron sorpresivamente el lunes que se mudarán en 2017 a una nueva sede de 42.000 localidades que costará 672 millones de dólares, localizado unos 16 kilómetros (10 millas) del centro en el condado de Cobb, al parecer atraídos por un paquete financiero muy atractivo.

Turner Field fue el escenario principal de los Juegos Olímpicos de 1996 pero durante años los Bravos se habían quejado por su ubicación, en la zona sur de la ciudad, cerca de los barrios más pobres, porque la estación del tren suburbano más cercana estaba a más de 1.5 kilómetros de distancia (1 milla) y la imposibilidad de contar con un estacionamiento más grande.

Reed dijo el lunes que la ciudad no pudo igualar la oferta de 450 millones de dólares en recursos públicos para el equipo de beisbol que hizo el condado de Cobb, aunque las autoridades no confirmaron la cifra.

En su sitio de internet, los Bravos dijeron que seguían calculando los costos que cada participante deberá asumir.