Carlos Martínez (Rob Carr/GettyImages)

SAN LUIS -- Carlos Martínez comenzó la temporada del 2013 con retraso, producto de problemas con su visa que lo mantuvieron anclado en su natal República Dominicana por casi todo el tiempo que duraron los entrenamientos primaverales. Este año, el derecho se ha preparado para llegar en forma y a tiempo.

Días antes de su presentación en el evento Winter Warm-Up de los Cardenales, Martínez finalizó un trabajo de seis aperturas en la liga invernal que le dio la oportunidad de prepararse como abridor. Dicho trabajo, Martínez espera, lo ayudará a acelerar el proceso de transición durante la primavera, donde estará compitiendo por un puesto en la rotación de San Luis.

"Estoy trabajando bien duro ahora mismo y espero que con este trabajo arduo me gane esa oportunidad", declaró Martínez. "Le doy gracias a Dios por la oportunidad de estar aquí. He estado trabajando bien duro durante el invierno para tratar de ganarme ese puesto".

Martínez acumuló 23 2/3 innings para las Águilas Cibaeñas después de unirse al club dominicano a mediados de diciembre. El joven permitió 22 hits, 14 carreras (ocho limpias), dio cuatro pasaportes y abanicó a 26. En su última salida el 15 de enero, Martínez se lució con siete entradas en blanco.

"Deseaba obtener más experiencia como abridor y lanzarle a mas bateadores de calidad para obtener la experiencia necesaria", dijo Martínez. "También quería trabajar en ciertos pitcheos que utilizaré como abridor antes de llegar a los entrenamientos y competir por un puesto en la rotación".

Sin importar qué tan bien Martínez lance esta primavera, ganarse un puesto en la rotación de los Cardenales no será nada fácil para el dominicano debido al concurrido grupo de candidatos. En caso de no hacer la rotación, Martínez probablemente encontrará un lugar en el bullpen (al menos temporalmente), como lo hizo en 2013.

Martínez pasará las semanas previas a los entrenamientos primaverales en Miami, donde lanzará una práctica de bateo real y sesiones de bullpen.