Wrigley Field.

CHICAGO -- Los Cachorros de Chicago pidieron permiso al ayuntamiento para colocar un letrero de 60 metros cuadrados (650 pies cuadrados) en el estadio Wrigley Field que puede bloquear parcialmente la vista del campo desde las azoteas de los edificios circundantes.

Los propietarios de las azoteas han dicho que presentarán una demanda si el equipo coloca cualquiera cosa que les estorbe la visión. No obstante, al menos una autoridad dijo que esa medida es positiva aunque obligue al poder judicial a intervenir en la disputa sobre la renovación del centenario parque de béisbol.

"Pondrá este espectáculo en marcha", dijo el concejal Pat O'Connor al periódico Chicago Sun-Times. "Ahora tenemos un plazo para recibir respuesta y poner el proyecto en marcha".

Los Cachorros solicitaron autorización una vez que las conversaciones con los dueños de las azoteas se interrumpieron esta semana. Los propietarios del club también presentaron una demanda por difamación contra una consultoría que asesoró al anterior dueño, la compañía Tribune.

El equipo tiene un plan de renovación del estadio en el que se invertirían 500 millones de dólares durante un periodo de cinco años. Los Cachorros quieren ampliar el pequeño dugout y camerinos, mejorar las instalaciones de entrenamiento y construir un hotel de 175 habitaciones en un área aledaña.

Ryan McLaughlin de la Asociación de Azoteas de Wrigleyville dijo que los propietarios contrataron abogados "hace algún tiempo" en previsión de una batalla legal.

"Los dueños de azoteas creen que cualquier objeto que obstruya su vista viola el contrato que tenemos con los propietarios de los Cachorros", dijo McLaughlin. "Procederemos de acuerdo con eso".

El vocero del club Julian Green dijo que debido a que los problemas con los propietarios de azoteas no pueden ser resueltos el equipo seguirá con el plan de colocar el letrero.

"Esperamos llegar a un acuerdo", dijo Green. "Pero con lo que pasó la semana pasada parece que nuestra propuesta fue rechazada. Ellos decidieron ir adelante con su acción legal. Nosotros tenemos el derecho de poner el letrero".