Ramón Santiago. (AP)

CINCINNATI - Buscando profundidad en el cuadro interior-y específicamente, un torpedero sustituto-los Rojos le han dado un pacto de liga menor, que incluye una invitación a los entrenamientos del equipo grande, al infielder dominicano Ramón Santiago.

Si Santiago hace el equipo saliendo de los entrenamientos, recibirá salario de US$1.1 millón en el 2014. También hay una cláusula que le permite salirse del contrato en caso de no colarse en el roster de Grandes Ligas.

Santiago, de 34 años de edad, ha jugado 12 años en la Gran Carpa por los Tigres y los Marineros. Puede jugar en el campo corto, la segunda base y la tercera.

El año pasado, el quisqueyano bateó .224 en 80 partidos por Detroit.