Jorge de la Rosa. (AP)

SCOTTSDALE, Arizona - La montaña rusa de los últimos tres años para Jorge de La Rosa parece concluir en su punto más alto, siendo el mexicano designado por el manager Walt Weiss como el abridor del Día Inaugural de la temporada 2014 de los Rockies de Colorado.

"Es una recompensa grande. Estar fuera casi dos años fue muy duro y queda pagado todo el sacrificio y el trabajo hecho con la rehabilitación", expresó el zurdo oriundo de Monterrey. "Estoy muy agradecido con Dios y sólo me queda hacer el mayor esfuerzo posible para apoyar a este equipo, que cuenta con talento de sobra para bien estar en los playoffs o ganar la Serie Mundial. Eso es lo que nos ponemos en mente ahora: ganar y llegar lejos".

De la Rosa perdió la mayor parte de la campaña 2012 luego de someterse a la cirugía Tommy John a finales del año anterior. En la pasada temporada, volvió por sus fueros y se convirtió en el líder del cuerpo monticular de Colorado con marca de 16-6, dejando efectividad de 3.49 con 112 ponches en 167.2 entradas de labor.

"He tenido muchos momentos duros. Luego de sacrificios y rehabilitación pude tener una buena actuación la temporada pasada. Estoy listo para este año, lo que quiero es apoyar a los Rockies a triunfar", indicó De la Rosa.

El zurdo recibe la batuta de manos de Weiss para enfrentarse a los Marlins de Miami el 31 de marzo en el Marlins Park. Su rival en la lomita será el cubano José Fernández.

Si bien De la Rosa reconoce lo importante que es para su resumen curricular el convertirse en abridor de un Día Inaugural, sus objetivos van más allá de los logros personales.

"Es un honor para mí ser el abridor de Juego Inaugural", expresó. "No mucha gente en su carrera ha podido conseguir hacer esto, por lo que he trabajado muy fuerte. Todo lo que he trabajado ha podido traducirse en esto, por lo que se convierte en un reconocimiento; sin embargo, mantengo que lo más importante es apoyar al equipo y ganar la mayor cantidad de juegos posibles. Para eso vengo a trabajar cada día.

"Creo que es lo mismo lanzar de primero o segundo, igual hay que pitchear cada cinco días. Hay que asegurarse de estar listo en cada oportunidad", afirmó De La Rosa.

El siniestro también se siente esperanzado por sus compañeros que se perfilan como miembros de la rotación de los "Rocallosos" esta campaña.

"Con Brett Anderson aquí, estoy seguro de que nos apoyará bastante", dijo. "Cuando (el venezolano) Jhoulys Chacin pueda regresar de su lesión, será mucho mejor para nosotros. Son dos lanzadores que han demostrado que pueden ser número uno en cualquier equipo. Tyler Chatwood también comprobó que es capaz de hacer grandes cosas. (El dominicano) Juan Nicasio está viviendo un buen momento ahorita. Estoy muy contento por ellos".