Robinson Canó (AP)

SEATTLE -- El agente libre más caro adquirido en la historia de los Marineros de Seattle finalmente debutará en casa.

Robinson Canó está atado con un contrato que cubre los próximos 10 años. Pero este primer juego en el uniforme de local de los Marineros la noche del martes ante los Angelinos de Los Angeles tiene un significado especial.

"No es únicamente el juego en Seattle. Se trata de algo especial para mí", dijo Canó. "Estoy muy contento. Son mis primeros pasos con un nuevo equipo, con el cual tengo un compromiso de muchos años, es un nuevo capítulo en mi carrera".

Los estrenos del segunda base dominicano, el nuevo piloto Lloyd McClendon y un puñado de otros rostros marcan un partido inicial en casa, después de una brillante gira como visitantes que, para variar, ha despertado el interés por los Marineros en la ciudad.

Seattle ganó cuatro de sus primeros seis juegos la semana pasada. El desempeño de sus bateadores lució mejor. Las actuaciones de los jóvenes lanzadores, entre ellos el cubano Roenis Elías, fueron alentadoras. Aparte de perder un partido en extra innings ante los Atléticos y un inusual juego pospuesto debido a las malas condiciones del terreno en Oakland, los Marineros no pudieron tener un mejor arranque.

"Creo que los jugadores esperan que los fanáticos estén entusiasmados", dijo McClendon. "Tengo un equipo con peloteros que juegan con garra, que lo dejan todo. No sé cuántas victorias vamos a conseguir, pero estoy seguro que este será un excelente equipo".

Seattle le pagará a Canó 240 millones de dólares por las próximas 10 temporadas, confiando que el dominicano revitalice al equipo del Pacífico Noreste, cuyo último ciclo exitoso fue a inicios de la pasada década.

Apenas han transcurrido seis juegos, pero el comienzo ha sido prometedor para un club que milita en una de las divisiones más exigentes de las mayores, el Oeste de la Liga Americana. Lo han logrado, pese a que debieron improvisar en el ensamblaje de su rotación cuando Hisashi Iwakuma y Taijuan Walker sufrieron lesiones en febrero.

Los Marineros amanecieron el lunes empatados en el sexto lugar del circuito, con 34 carreras anotadas. Justin Smoak y Dustin Ackley, el dúo que Seattle siempre ha querido ver produciendo en el plato, lideran a los Marineros en impulsadas, responsables de 14.

Canó, en tanto, batea para .391 en seis juegos.

"Puedes verlo. Hay más jóvenes, pero también más veteranos", dijo Canó. "Antes sólo estaba Félix (Hernández). Ahora tienes a (Fernando) Rodney, Chris Young, Félix, a mí, están John Buck, (Willie) Bloomquist, y un mánager que ha estado en los playoffs y en la Serie Mundial".