Robinson Canó. (AP)

OAKLAND - El martes el dominicano Robinson Canó, preparándose para el juego de sus Marineros contra los Atléticos, compartió su opinión sobre lo expresado por su ex compañero de los Yankees, el panameño Mariano Rivera.

Dijo lo siguiente Rivera en su libro "The Closer" acerca de Canó:

"El muchacho tiene tanto talento, no sé ni por dónde comenzar. No hay dudas de que es calibre Salón de la Fama. Es sólo cuestión de si encuentra la entrega que se necesita para llegar hasta ahí. "No creo que Robby tenga ese fuego para ser el mejor…no se le ve esa pasión al rojo vivo que se le ve a la mayoría de los jugadores élite".

Canó firmó un contrato de 10 años y US$240 millones con Seattle, después de pasar los primeros nueve años de su carrera los Yankees, junto a Rivera. El talentoso segunda base supo de los comentarios del ex relevista antes de llegar al O.co Coliseum , pero no quiso ofrecer muchos comentarios al respecto.

"Si así opina Mariano, entonces respeto eso", dijo Canó. "Siempre le voy a guardar respeto. Me pasé muchos años con él. Para mí, siempre será el mejor cerrador. Así me siento.

"Todo el mundo opina diferente, así que tienes que respetar a todos".

El manager de los Marineros, Lloyd McClendon, defendió a su superestrella, calificando a Canó como el mejor intermedista ofensivo y defensivo desde que debutó en Grandes Ligas en el 2005. McClendon también señaló la durabilidad y consistencia a través de los años; Canó ha promediado 160 partidos jugados por temporada desde el 2007.

"Lo digo todo el tiempo-chequeen los libros", expresó McClendon. "¿Quieres ver la pasión de un muchacho? Creo que cuando juegas 162 partidos por año y no quieres salir del lineup, probablemente tengas bastante buena pasión por el juego de pelota".

Canó, quien llegó al miércoles bateando .298 con porcentaje de embasarse de .348 y slugging de .387, además de 18 empujadas, no quiso hablar mucho de él mismo.

"Tengo que comentar sobre esto", dijo. "Espero que entiendan que mi enfoque ahora mismo es el equipo. Estoy aquí, estamos ganando y de eso se trata todo. Estuve allí (en Nueva York) y ahora estoy aquí. Ahora estoy enfocado en este equipo y no quiero ser una distracción para mis compañeros".