Manny Ramírez y David Ortiz en el 2010. (AP)

ATLANTA - El bateador designado de los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz, está bien contento de que su amigo, compatriota y ex compañero de equipo Manny Ramírez haya encontrado trabajo con los Cachorros.

A pesar de todos los errores que cometió Ramírez en los últimos años de su carrera como jugador, Ortiz cree que el nuevo integrante de la organización de Chicago se ganó la oportunidad de volver al béisbol.

Ramírez fue contratado como jugador-coach de Triple-A Iowa, donde su principal responsabilidad será ayudar a los prospectos en el arte de batear.

Antes de aceptar el cargo, Ramírez tenía previsto volver al Fenway Park de Boston para la reunión del equipo campeón de los Medias Rojas del 2004. Tal vez decida asistir de cualquier manera, dependiendo de cuándo empiecen sus responsabilidades en los Cachorros.

"Para ser honesto, el Manny que van a ver en el Fenway-y espero que llegue-es un muchacho diferente", dijo Ortiz. "Viene haciendo cosas diferentes durante el último par de años".

Ortiz le hizo eco a lo expresado a MLB.com por Pedro Martínez la semana pasada. El ex lanzador estelar dijo que Ramírez ha cambiado por completo sus prioridades en la vida.

"Vengo hablando con él por teléfono y a veces me confundo, porque no sé si es con él que estoy hablando o no", dijo Ortiz acerca de Ramírez. "Es alguien legítimo, ¿saben? De verdad veo bien que esté haciendo mejor las cosas, porque debía hacerlas así desde hacía un tiempo, sobre todo siendo él quien era.

"Pero todos somos humanos", continuó Big Papi. "Todo el mundo es diferente. Me alegro de que esté pensando en sus hijos y su familia, y que esté tratando de hacer mejor las cosas".