Josh Beckett y Hyun-Jin Ryu.

Mientras Hyun-Jin Ryu coqueteó con un juego perfecto el lunes, los Dodgers tuvieron la oportunidad de hacer algo de historia.

Después del sin hit ni carrera de Josh Beckett el domingo, Los Angeles llegó cerca de convertirse en el primer equipo en la historia de Grandes Ligas en tirar no-hitters en partidos consecutivos.

Y aunque quedó corto de la hazaña Ryu luego del doble de Todd Frazier de los Rojos para abrir el octavo inning el lunes, los Dodgers de cualquier manera se unieron a un grupo selecto.

Ryu y Beckett se combinaron para mantener sin hit a la oposición durante 48 turnos seguidos. Si se toman en cuenta los últimos cuatro outs sacados por Paul Maholm en una derrota ante los Filis el sábado, el cuerpo monticular de los Dodgers se enfrentó a 52 bateadores al hilo sin permitir hit, entre un sencillo de Ben Revere el sábado y el doble de Frazier el lunes.

En por lo menos los últimos 34 años, ha habido una sola racha tan larga de esa naturaleza en Grandes Ligas, de parte de los Angelinos en mayo del 2012. Jerome Williams mantuvo sin imparable a los Mellizos en los últimos seis innings de un juego, un día antes de que Jered Weaver tirara su no-hitter. En el siguiente encuentro, Dan Haren retiró a los primeros seis bateadores de los Azulejos.

Ese trecho de los Angelinos también era la última vez que un equipo había tirado 17.0 innings consecutivos sin conceder hit.

La segunda racha más larga había sido de los Astros de 1981, que mantuvieron sin hit a los Dodgers durante 16.0 entradas del 25 al 27 de septiembre. Nolan Ryan fue la figura de ese lapso, tirano el quinto de los siete no-hitters que logró en su carrera. Pero los Dodgers se vengarían de Houston el siguiente mes, eliminando a los Astros en la Serie Divisional de ese año rumbo a un título de la Serie Mundial.

Desde entonces, ha habido dos rachas de 15.0 innings sin permitir hit.

En junio de 1995, los Expos dejaron sin imparable a los Padres durante 15.0 episodios a través de dos juegos. El dominicano Pedro Martínez no permitió hit en 9.0 entradas de una salida, pero el partido se fue a extrainnings y Bip Roberts inició el décimo con un doble.

En el 2008, los Cachorros no permitieron hit ante los Astros en 15.0 capítulos, incluyendo el no-hitter del venezolano Carlos Zambrano el 14 de septiembre y 6.0 innings de Ted Lilly sin conceder imparable al día siguiente.

La única ocasión en que hubo no-hitters de un equipo en días consecutivos fue en 1917. Ernie Koob, de los Carmelitas de San Luis, tiró un juego sin hit ni carrera ante los Medias Blancas el 5 de mayo y, luego de que los sanluiseños ganaran el primer partido de una doble-jornada al día siguiente, Bob Groom llevó a los Carmelitas a otro triunfo al dejar sin hit a Chicago en el segundo choque.