Huston Street (derecha) ha reforzado el bullpen de los Angelinos. (AP)

Si los Angelinos no son el mejor equipo de Grandes Ligas ahora mismo, a lo mínimo están entre los más sobresalientes ¿Acaso no estaba supuesto a serlo?

El equipo de Los Angeles-Anaheim, que llegó al viernes con marca de 60-41, nos ha hecho recordar que el éxito no se halla de la noche a la mañana, aun cuando hay planes astutos y la ejecución es perfecta. También está demostrando que un gerente general bueno encuentra jugadores aquí, allá y en todas partes.

Los pupilos del piloto Mike Scioscia estaban supuestos a coronarse hace dos años tras invertir un dineral en el dominicano Albert Pujols y el serpentinero C.J. Wilson. Eso no se dio. Los Angeles también estaba supuesto a ganarlo todo en el 2013 con la contratación de Josh Hamilton, pero no fue así.

Pero ahora, justo cuando muchos pensábamos que jamás sucedería, los Angelinos se han convertido en un monstruo de equipo. Están segundos, detrás de los Atléticos, por el mayor número de carreras anotadas en Grandes Ligas y se encuentran en el segundo lugar en porcentaje de ganados y perdidos, mientras que su bullpen luce profundo y talentoso con la adquisición del taponero Huston Street desde San Diego.

Al paso que va, Mike Trout terminaría la temporada con 40 dobles y 40 jonrones y de paso reforzaría sus credenciales como el mejor pelotero del mundo. Ganará premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, y por mucho.

Es probable que el nombre de Garrett Richards aparezca en todas las papeletas para el Premio Cy Young en el Joven Circuito - pero él y Trout son sólo el principio. Desde el intermedista Howie Kendrick hasta el torpedero dominicano Erick Aybar, Pujols y Hamilton, los Angelinos son un club impresionante.

Esta temporada quizás sirva también para destacar a Scioscia, quien ha pasado desapercibido en los últimos años.

Debido a que lleva 15 años en su puesto, es fácil no tomarlo en cuenta. Pero ningún piloto es más respetado y nadie se comunica mejor con sus jugadores. En cuanto a lidiar con la gente y dirigir un juego se refieren, pocos managers se comparan con Scioscia.

Es posible que Scioscia necesite ganar la Serie Mundial una vez más para asegurar su boleto al Salón de la Fama, pero está bien cerca de reunir los argumentos necesarios para Cooperstown. En 14 campañas como capataz, sus equipos han clasificado para los playoffs seis veces y sólo ha tenido tres campañas perdedoras.

Desafortunadamente para los Angelinos, el único equipo de Grandes Ligas con mejor récord en estos momentos son los Atléticos, que tienen una ventaja de 3.0 juegos en el Oeste de la Americana. Oakland y Los Angeles disputarán siete partidos más durante la temporada regular. También están los Marineros, que a pesar de ocupar el tercer lugar de la división se encuentran en posición de llegar a la postemporada.

Este equipo de los Angelinos es un tributo al propietario Arte Moreno, quien se ha comprometido a ganar, y al gerente general Jerry Dipoto, quien ha trabajado sin descanso para llenar todos los huecos.

Es posible que Dipoto no haya terminado de hacer movimientos. Al igual que la mayoría de sus homólogos, es probable que tenga interés en conseguir un abridor más.

Los Angelinos han hecho las cosas bien. Hicieron grandes inversiones en un par de peloteros. También han contado con aportes de jugadores de su propio sistema, como el jardinero Kole Calhoun, el bateador designado C.J. Cron, el relevista Michael Kohn y otros.

En invierno pasado, Dipoto se concentró en reforzar su cuerpo monticular al adquirir a los abridores Tyler Skaggs y Héctor Santiago y al relevista Joe Smith. También agregó al antesalista David Freese, el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial con los Cardenales en el 2011.

Esta temporada, el ejecutivo ha agregado a tres relevistas - Street de los Padres, Joe Thatcher de los D-backs y Jason Grilli de los Piratas. Mirar a los Angelinos ahora es ver a un equipo con pocas debilidades. No obstante, a Dipoto le gustaría agregar a otro abridor a una rotación que ya cuenta con Jered Weaver, Skaggs, Wilson y Richards. A cambio de Street, los Angelinos cedieron a cuatro jugadores, lo cual indica que están decididos a ganar ahora mismo.

Está por verse si los Angelinos serán capaces de superar a los Atléticos en el Oeste. Pero de no ser así, lucen estar en posición para clasificar como uno de los Comodines. Por lo tanto, no hay que descartarlos.