PHOENIX, Arizona - Paul Goldschmidt, primera base estelar de los Diamondbacks de Arizona, se perderá el resto de la temporada luego de sufrir una fractura en la mano izquierda.

El manager Kirk Gibson dio la noticia el domingo, dos días después de que Goldschmidt fue golpeado por un lanzamiento del relevista colombiano Ernesto Frieri, de Pittsburgh.

Gibson calculó que el programa de rehabilitación de Goldschmidt llevará ocho semanas. La temporada concluye a finales de septiembre, por lo que el pelotero no estará listo.

La buena noticia para los Diamondbacks es que Goldschmidt no tendrá que someterse a una cirugía.

Goldschmidt bateó para .300, con 19 jonrones y 69 impulsadas en esta campaña. Dos veces electo para el Juego de Estrellas, fue líder de la Liga Nacional con 125 remolcadas el año pasado y empató la punta de la liga con 36 jonrones, mientras que su promedio llegó a .302.

El jugador cumple 27 años el mes próximo.

Los Diamondbacks utilizaron a Mark Trumbo en la inicial el domingo, y rotarán a varios jugadores en esa posición durante el resto de la temporada.

"Haremos algo de ensayo-error para ver cómo funciona", dijo Gibson. "Será difícil reemplazar a Goldy ahí, luego de lo que nos ha aportado con su constancia".