PHOENIX - Esto es lo que el cubano Dayán Viciedo está pensando mientras los Medias Blancas encaran las dos últimas semanas de los entrenamientos primaverales: ¿Cómo puede mejorar como jugador y como puede utilizar esa mejoría para ayudar a los Medias Blancas a ganar?

Viciedo también está consciente de las oportunidades que se le han presentado con los Medias Blancas desde que firmó un contrato por cuatro años y $10 millones antes de la temporada del 2009, y no se imagina vistiendo otro uniforme que no sea el de Chicago. El oriundo de Remedios, Cuba, no está pensando acerca de potencialmente obtener una mejor oportunidad en términos de tiempo de juego en otro equipo, en caso de que uno de los rumores de cambio llegara a concretarse.

"No pienso en otras oportunidades o en lo que podría pasar si llegan. El béisbol es el béisbol", declaró Viciedo. "Pero mi oportunidad y lo que tengo que hacer está aquí ahora mismo, hacer lo que estoy haciendo y ayudar a mi equipo.

"No trato de pensar en otras oportunidades. Lo que va a pasar en el futuro va a pasar y punto. Pero mi mente sólo está enfocada en el presente".

La pelota todavía salta del bate cuando Viciedo hace contacto con ella, y el jardinero izquierdo tiene la capacidad para liderar una ofensiva por semanas, o incluso hasta por un mes. El problema con Viciedo es la consistencia y tratar de no irse con lanzamientos fuera de la zona de strike.

Es cuestión de hacer los ajustes necesarios, de acuerdo con el toletero, quien cumplió 25 años de edad el lunes. También es cuestión de seleccionar bien las pitcheadas, según el manager de los Medias Blancas Robin Ventura.

"El muchacho tiene talento. Sabemos de lo que es capaz de hacer con el bate", destacó Ventura. "Pero también es cuestión de tomar las decisiones correctas en el plato y concentrarse en la zona de strike y no irse con lanzamientos fuera de la zona. En estos momentos, los lanzadores están obligándolo a hacerle swing a sus pitcheos fuera de la zona y entre más caigas en esto, ellos seguirán yendo tras de ti. Eventualmente lo resolverás o no lo resolverás.

"La experiencia te enseña justo eso, estudiar y aprender lo que los pitchers están tratando de hacer contigo y cómo y por qué lo hacen. Algunos lo descifran y otros no. Pero él es lo suficientemente inteligente para descifrarlo. Creo que es joven y ese es parte del proceso de desarrollarte y aprender como jugador. No todos llegan a entenderlo en su primer o segundo año. En lo que se refiere a reconocer la zona de strike, el muchacho es mejor ahora de lo que era hace dos años".

Viciedo pretende continuar con el éxito que tuvo en los últimos 30 juegos del 2013, en los cuales bateó para .333 con porcentaje de embasarse de .359, slugging de .505, cuatro jonrones, siete dobles y 19 remolcadas.